El trabajo viene a casa

Trabajo a casa

 Que los bomberos apaguen fuegos, como el albañil que sube al andamio.  ¡Pero leche!…  que el fuego venga al parque de bomberos. Es ahora cuando el campo tiene una bomba esperando al imbécil integral o (“imbécila” que decía la otra) y le pegue una cerilla y… bomberos, helicópteros, camiones… etc., que paga el rey. Si esa cerilla la acerca a sus partes nobles, nos saldría mucho más barato.

Anuncios

Acerca de elojodeguadix

Amante de una tierra hechizada, la Accitania Ver todas las entradas de elojodeguadix

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: